viernes, 16 de octubre de 2015

AQUELLA BETA PRECIOSA

imagen tomada de la red


Me llamo María, tengo 38 años y soy madre de dos mellizos de diez meses y medio. Supongo que es un perfil usual que podéis encontrar en cualquier sitio, pero para mí la connotación "madre de mellizos" va más allá; de hecho, ha sido el proceso más "dramáticoFeliz" de toda mi vida.

He decidido hacer este blog con la finalidad de FOGAR, si si, de fogar y contar a voz en grito todo lo que me va sucediendo de una manera clara y concisa (bueno, concisa no, porque nunca he sido concisa; no creo que ahora cambie).

Si la maternidad te resulta un estado MÁGICO en exclusividad, no sigas leyendo.
Si sólo ves el lado romántico de ser madre y quieres mantenerlo, no sigas leyendo.
Si te consideras una "buena madre" o un "buen padre" y no quieres relacionarte con alguien que no se pondría jamás ese apelativo, no sigas leyendo.
Pero... si quieres saber los intríngulis de mi experiencia, si quieres conocer mis sentimientos tal cual sin filtros y si te apetece relacionarte con una MADRE HUMANA... sigue leyendo; estás en el sitio adecuado.

Todo comenzó hace casi dos años, cuando tras un proceso arduo y extenso en la línea tiempo; mi marido y yo nos sometimos a una fecundación in vitro y me quedé embarazada.

En ese justo momento comenzó a hacerse realidad NUESTRO SUEÑO, sólo que no teníamos ni idea de lo que venía. NUESTRO SUEÑO, si, SUEÑO ES LO QUE AÚN TENEMOS... jajajaja.

En fin... este es el principio de lo más bonito que nos ha pasado en la vida y, a la vez, de lo que peor nos ha hecho sentir.

Ahi queda, ahora toca poner en pie todo lo que pasó desde aquella BETA preciosa que me decía:

"querida MaríaPan, usted acaba de contratar un servicio exclusivo con nuestra compañía; de duración eterna y requisitos inimaginables. Agárrense usted y su marido los machos y las hembras, porque vienen curvas..."

4 comentarios:

  1. Jajaja, esto promete. Yo me quedo porque no me considero ni la mejor madre, ni la mejor nada. Espero el siguiente artículo.
    Besicos muchos

    ResponderEliminar
  2. Te sigo "prima". Las madres imperfectas tenemos que apoyarnos

    ResponderEliminar
  3. Te sigo "prima". Las madres imperfectas tenemos que apoyarnos

    ResponderEliminar
  4. Te sigo "prima". Las madres imperfectas tenemos que apoyarnos

    ResponderEliminar